Copago farmacéutico

Intervención de Mónica Cobo en abril de 2017 en el Pleno del Ayuntamiento de Getafe

El pasado 29 de diciembre, Farmaindustria, la patronal de los laboratorios farmacéuticos, y el Ministerio de Hacienda renovaron para 2017 el convenio suscrito dos años antes que garantiza la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y el acceso de los ciudadanos a las innovaciones farmacéuticas. Este pacto establece que el crecimiento del gasto en fármacos no puede superar el del PIB, con el fin de que se puedan cumplir los objetivos de consolidación fiscal, y en el caso de que haya desvíos, Gobierno y laboratorios se comprometen a plantear fórmulas que lo hagan compatible, incluidas compensaciones por parte de la industria.

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, anunció que su departamento baraja la posibilidad de elevar el copago para los pensionistas que perciben unos ingresos entre 18.000 y 100.000 euros.

Este hecho parece responder al repunte del gasto farmacéutico y del número de recetas facturadas. Los datos del Ministerio de Sanidad, que reflejan el acumulado entre enero y noviembre de 2016, arrojan un gasto de 9.069 millones de euros, con un crecimiento del 4,13%. Si ese ritmo de incremento se hubiera mantenido en diciembre, el gasto cerraría rozando los 10.000 millones de euros, lo que supone el nivel más alto desde 2012. Este indicador tocó techo en 2011, con una cifra de 11.135 millones de euros y encadenó dos años consecutivos de brusca caída hasta cerrar 2013 con 9.183 millones de euros. Un ahorro de 2.000 millones basados en dos factores: la rebaja de los precios de referencia de un gran número de medicamentos y la generalización de los genéricos frente a los fármacos de marca, mucho más caros.

Desde el Ejecutivo justifican el repunte de gasto en 2016 por el incremento de fondos que han tenido que afrontar las autonomías para afrontar la hepatitis C y lo consideran como transitorio. Sin embargo, el número de recetas facturadas muestra una fuerte aceleración. Entre enero y noviembre se emitieron 824 millones, un 2,31% más que en el mismo período de 2015. El envejecimiento de la población española es el factor clave que presiona al alza el gasto en fármacos. Los datos del padrón de población avalan esa tesis: de los 46,4 millones de habitantes censados en España, 17,9 millones (el 39%) ya están por encima de los 55 años de edad.

Otro factor que explica la resurrección del debate del copago es el incremento del gasto farmacéutico de las autonomías, lo que supone un obstáculo añadido en la consolidación fiscal. Una herramienta útil es trasladar parte del gasto que asumen las comunidades autónomas a los particulares. En términos generales, con algunas excepciones, los pensionistas pagan el 10% del precio de los fármacos y los activos pagan el 40%, el 50% o el 60% del precio, en función de sus ingresos (hasta 18.000 euros, hasta 100.000 euros o más de 100.000 euros). La revisión del copago para pensionistas o activos reduciría el porcentaje de gasto que tienen que asumir las autonomías y elevaría el de los particulares.

El dato global del gasto farmacéutico refleja un crecimiento del 4,3% hasta noviembre, por encima del 3,3% que crecerá la economía española, pero si se descuenta el impacto de los tratamientos para la hepatitis C, el avance se limita al 1,6%, con lo que el pacto entre Farmaindustria y Hacienda se cumpliría.

.

 

 

 

En Ciudadanos, no somos contrarios a un sistema de copago que, además, existe desde hace muchos años y es una práctica habitual en los países de la Unión Europea pero tampoco queremos que el copago deje de ser un ticket moderador y pase a ser un problema de adherencia para los españoles.

Al mismo tiempo, el Grupo Parlamentario Ciudadanos ha conseguido que el Congreso haya aprobado, en la Comisión de Sanidad, la iniciativa de Ciudadanos que pretende evitar que el copago farmacéutico sea una barrera para acceder a los medicamentos.

Pretendemos que se cumpla el punto 44 del acuerdo de investidura con el PP, que asegura que el copago farmacéutico no debe ser una barrera en el acceso a los medicamentos. Y como queremos que se cumpla el acuerdo y creemos que existen estudios que evidencian que hay una falta de adherencia al tratamiento médico causada por el copago, en Ciudadanos vamos a seguir luchando para garantizar la universalidad de la cobertura del Sistema Nacional de Salud asegurando la sostenibilidad de un sistema sanitario público, universal, de calidad y gratuito.

En relación a la PNL en la Asamblea de Madrid, hay que tener en cuenta que, dentro de una norma general como es la que sale del Real Decreto 16/2012, es extraordinariamente complejo y no es posible poner toda la casuística en una PNL como la aprobada en la Comunidad de Madrid por Podemos, el Partido Socialista y Ahora Getafe, por más larga que esta sea, porque la realidad de las personas que necesitan ayuda es compleja.

Por eso aunque creemos que, con buen criterio por sus implicaciones jurídicas, Ahora Getafe ha autoenmendado su proposición en lo relativo a la asunción de los copagos por parte del Ayuntamiento, apoyamos el espíritu de la proposición original en el sentido de que los servicios sociales municipales hagan un seguimiento de los casos que conozcan en los que el copago constituye un impedimento económico para el seguimiento de tratamientos por las personas afectadas y, si es posible, presten todo el apoyo posible por parte de esta corporación municipal a estas personas.

En cualquier caso, votaremos favorablemente la proposición, con el objeto de que se cumplan los contenidos de los acuerdos aprobados por mayoría en la Asamblea de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *