Proposición sobre información y formación de primeros auxilios a la población de Getafe

Hoy, día europeo para la concienciación sobre paro cardíaco y la reanimación cardio-pulmonar, he creído positivo recuperar esta proposición aprobada en pleno sobre información y formación de primeros auxilios a la población de Getafe y contribuir a la sensibilización y promoción de las técnicas de RCP.

Intervención de Antonio Soubrie en el pleno de de diciembre del 2016.

Para hablar de primeros auxilios, nos gustaría ofrecer para empezar, algunos datos. En algunos casos demoledores, y que hablan de la importancia que suponen hoy, la propuesta presentada por nuestro Grupo. Datos como por ejemplo, que tras una parada cardiorrespiratoria, por cada minuto que pasa se reduce en un 10% la posibilidad de recuperación sin afectación neurológica, por lo que la inmediatez es vital, una inmediatez que únicamente conseguiremos formando en primeros auxilios al máximo de vecinos de Getafe.

En una parada cardíaca, el corazón no bombea sangre, y el paciente deja de respirar, puede darse por causas respiratorias, o como es habitual, por causas coronarias, como el infarto de miocardio, que supone un 80% de los casos. Las recomendaciones internacionales indican que se debe realizar de manera inmediata la RCP por testigos presenciales para por lo menos mantener un mínimo de circulación sanguínea y el riego del cerebro, manteniendo a la persona con vida hasta la llegada de los servicios de emergencias. Pasados diez minutos, es casi imposible que una persona pueda ser reanimada sin presentar datos neurológicos de manera permanente.

Si seguimos dejando hablar a las cifras el panorama es desalentador. Según la revista española de cardiología, unas 30.000 personas al año pierden la vida en nuestro país por una parada cardiorespiratoria, una cruel realidad que podría ser evitable en un porcentaje importante, con la realización de primeros auxilios, justo o inmediatamente después de sufrir el accidente.

Aunque esta primera parte de intervención la hayamos centrado en la reanimación cardiopulmonar, los primeros auxilios engloban todos los procedimientos y técnicas de carácter inmediato que se dispensan a las personas que han sido víctimas de un accidente o de una enfermedad repentina. Estos auxilios anteceden a otros más complejos y exhaustivos, que son llevados a cabo en lugares especializados, como un hospital, centros de salud, clínicas o unidades móviles de servicios de emergencia.

Sirva por ejemplo, de la importancia de una buena formación en los primeros auxilios, los hechos ocurridos recientemente en un cercano municipio del sur, donde una niña de cuatro años fue atropellada, y un vecino de la localidad fue decisivo en los instantes iniciales del atropello, practicando técnicas de primeros auxilios, hasta que llegaron al lugar de los hechos los servicios de emergencia. Desgraciadamente, el pasado 21 de diciembre, un hombre falleció aquí mismo en nuestro municipio, en el Centro Cívico Juan de la Cierva, que probablemente si hubiese recibido la atención requerida en el primer momento, habría aumentado significativamente su posibilidad de supervivencia.

Estos accidentes o sucesos pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar y a cualquier persona. Las personas más próximas son las que deben actuar primero. En emergencias, personas como cualquiera de nosotros mismos, podemos salvar un elevado porcentaje de las vidas. Todos podemos ser héroes aprendiendo primeros auxilios y prestándolos llegados el momento, así como asegurándonos que la capacitación en primeros auxilios es accesible para todos.

Cada año, millones de personas se ven afectadas o mueren por falta de conocimientos sobre cómo responder ante una emergencia. Los primeros auxilios brindan una respuesta rápida e inicial para proteger a las personas y minimizar el impacto de las complicaciones que pudiesen generarse cuando no se recibe ayuda alguna.

Las Administraciones debemos proporcionar el desarrollo de los conocimientos y las competencias, en relación a los primeros auxilios, diseñando programas que estén al alcance de todos, desde las comunidades de propietarios hasta los establecimientos de hostelería de la ciudad, a través del Consejo de Salud, Cruz Roja, Protección Civil y otras entidades. A estos establecimientos se les premiaría con una pequeña placa identificativa como distinción.

No podemos olvidarnos de la transcendencia de los desfibriladores, de vital importancia cuando suceden este tipo de accidentes. Es necesario que tras una evaluación y estudio de las necesidades, el Gobierno Local, con asesoramiento de Cruz Roja, Protección Civil y otras entidades, se determinen los puntos adecuados para contar con estos desfibriladores, entre los que probablemente estará este Ayuntamiento, que no cuenta con ninguno de ellos.

Por todo ello, este grupo municipal cuenta con su apoyo para hacer que Getafe sea una ciudad en la que la mayoría de sus vecinos tengan una buena preparación en primeros auxilios, una preparación que puede salvar la vida a muchos de nuestros vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *